Soluciones creativas: Distanciarse de la historia/ Anne Carson

Publicado en Soluciones creativas el 28/03/2016 por Anna Cucala – Se el primero en comentar

R19787.indd“That might be the work [Beauty of the Husband] where I’ve come closest to finding a voice that’s not me but is me. Oddly, since it’s such private material. But maybe that’s what it takes. Maybe you have to go so far into the center that you pop out the other side. Pop out the back to a neutral position. But I know when I was writing it, I was always writing it with the question, ”Can I read this in public?” Because by now I realize that when I write things I will have to read them. And so it was always being written with that circuit in it. Not just me talking to me in my head. That level of reflection was always present”.

continuar leyendo

Soluciones creativas: Saber cuando y cómo acabar la historia/ Annie Proulx

Publicado en Soluciones creativas el 27/03/2016 por Anna Cucala – 2 Comentarios

Annie ProulxIt is impossible to answer. You just know. I suppose it’s the thing Hemingway referred to as the built-in shit detector. I think one develops a built-in shit detector through wide reading of other people’s work. And if you can’t see the ghastly bits in your own writing you shouldn’t be a writer. […] I once heard Ha Jin say that it was not uncommon for him to do more than thirty drafts. I do not usually do so many. […] Even then, when the story is apparently finished I see changes that must be made. For example, I added the last sentence to “Brokeback Mountain” after I had sent the story to my agent and I was in a fever of anxiety until the fresh page reached her. With novels it’s a couple of drafts. Maybe four or five within certain sections, and certain paragraphs need reworking again and again and again to make things move in the right direction”.

continuar leyendo

Soluciones creativas: “Mis novelas comienzan como un naufragio”/ Juan José Millás

Publicado en Soluciones creativas el 26/03/2016 por Anna Cucala – 2 Comentarios

Juan José MillásDe algo que escuchas en el metro o en la cafetería, que se queda como un runrún en la cabeza y empieza a crecer. Una larva que alguien ha puesto ahí y resulta que se convierte en mosca; ya no tienes una larva, sino una mosca dando vueltas por la bóveda craneal. Y llega un momento en el que digo: pues aquí tiene que haber algo, ¿no? Y te pones a escribir. Pero te pones a escribir como el náufrago cuyo barco acaba de hundirse en altamar en medio de la noche, sin saber dónde está la costa ni si es más sensato nadar en esta dirección o en esta otra. Tu olfato te dice que tienes que nadar en una dirección, a lo mejor tienes algún conocimiento del cielo y te guías por una estrella, o quizá sepas que por aquí pasa una ruta de barcos cargueros que tal vez te recojan. Así es como comienzo a trabajar. Mis novelas comienzan como un naufragio”.

continuar leyendo

Soluciones creativas: Literaturizar una obsesión/ Joan Didion

Publicado en Soluciones creativas el 25/03/2016 por Anna Cucala – Se el primero en comentar

Joan Didion “Tuve muchas dificultades para encontrar una estructura adecuada. De hecho no me resultó posible empezar el libro hasta que comprendí que tenía que reproducir con toda fidelidad la manera en que viví la experiencia de la muerte de John. Revivía de manera incesante los momentos más dolorosos, el impacto de la muerte, pero cada vez que volvía a los hechos mi visión de los mismos cambiaba levemente, y eso es lo que hice al escribir el libro, volver una y otra vez sobre lo mismo, con variaciones. La estructura de El año del pensamiento mágico es obsesiva, porque la experiencia del dolor y la pérdida fue obsesiva. En el libro regreso incesantemente a los acontecimientos clave, intentando ver alguna salida diferente, como si las cosas hubieran podido discurrir por otro cauce. Todo giraba en torno a mi obsesión, y en el libro también hago que todo vuelva sobre sí mismo de manera obsesiva”.

continuar leyendo

Soluciones creativas: Adicto a la escritura/ Jonathan Franzen

Publicado en Soluciones creativas el 24/03/2016 por Anna Cucala – Se el primero en comentar

Jonathan FranzenTe sumerges en una especie de agonía cuando no tienes nada que escribir, porque la experiencia es tan grandiosa, tener tu vida organizada alrededor de eso… Cuando eres adicto a la heroína todo lo que piensas es cuándo te meterás la siguiente dosis, cómo conseguirás el dinero… Y cuando estás escribiendo una novela en lo único en lo que piensas es en levantarte a las siete de la mañana y pasarte seis horas seguidas escribiendo. Todo lo demás en tu vida tiene que ordenarse de manera que puedas dedicar esas horas a escribir, los siete días de la semana”.

continuar leyendo

Soluciones creativas: Controlar la autoexigencia /Ferran Torrent

Publicado en Soluciones creativas el 23/03/2016 por Anna Cucala – 2 Comentarios

Ferran TorrentUna cosa que tengo observada es que a medida que escribes más, tienes más problemas para escribir. Muchos más. Yo ahora tengo más problemas que hace veinte años, o quince o diez. Cada vez que pongo una frase, me parece que es una frase idiota, me parece que es una frase mezquina. Y eso debes controlarlo, porque si no, no escribirías. Al final tienes que decir: muy idiota no será porque yo muy idiota no soy. Me puede salir algo que no esté bien, pero muy idiota seguro que no porque yo soy un idiota normal. No va a salir nada más que alguna idiotez, como tiene todo el mundo en sus novelas. Pero cada vez tienes más problemas porque la exigencia es mayor, tienes más lecturas y reflexionas más sobre literatura”.

continuar leyendo

Soluciones creativas: Dejarse llevar por la historia /Ann Beattie

Publicado en Soluciones creativas el 22/03/2016 por Anna Cucala – Se el primero en comentar

Ann BeattieI don’t begin with a preconceived notion of where a piece of writing is going to end. If you go around filling a grocery cart, you figure, I’m cooking for tonight. You are not often fooled in the grocery store as to what your approach should be. But I’m fooled by stories sometimes, thinking that I’m picking up something for the night, and it turns out that I’m shopping for a week or a month. I’m always happy when that happens. It’s not consistent fun like being on a roller coaster, but I can hardly think of anything that pleases me more than writing a sentence that surprises me”.

continuar leyendo

Soluciones creativas: “Hay argumentos por todas partes”/ Alberto Vázquez-Figueroa

Publicado en Soluciones creativas el 21/03/2016 por Anna Cucala – Se el primero en comentar

Alberto Vázquez-Figueroa“Me dicen eso de que los escritores tienen miedo al papel en blanco. Mira, el papel no hace nada. A mí nunca me ha mordido un papel en blanco. Igual una heridita en el dedo, pero ahora ni siquiera eso, que ya no es papel, es ordenador. Hay argumentos por todas partes, los ves en los medios constantemente y lo que hay que hacer es cogerlos y darles una vuelta. Unas veces te sale bien y otras, no una mierda como tituló la otra, pero sí una basura o menos bien. No hay que preocuparse por ello. No puedes jugar a la lotería y que te toque siempre”.

continuar leyendo

Soluciones creativas: El lector de confianza/ Ben Okri

Publicado en Soluciones creativas el 20/03/2016 por Anna Cucala – Se el primero en comentar

Okri, Ben - Writer, Nigeria - 05.05.1994 , Category: PERSONALITIESThen one face asked me what was the most interesting comment any critic had ever made about my writing. I told him about a very close friend to whom I’d shown one of my poems. He said there was something missing between two particular words. I said the line was complete, there was nothing missing. He said no, there should be something else there. So I took apart the poem, then put it back together, very slowly, and showed it to my friend. ‘Oh dear,’ he said, ‘I liked it better the way it was.’ ‘Well, I like it better now,’ I said”.

continuar leyendo

Soluciones creativas: “El escritor ha de gestionar la soledad” / Almudena Grandes

Publicado en Soluciones creativas el 19/03/2016 por Anna Cucala – Se el primero en comentar

Almudena GrandesEl escritor ha de gestionar la soledad (…). Cuando me levanto, entro en mi despacho, enciendo el ordenador y me enfrento a lo que he escrito, entro en un espacio que es exclusivamente mío y en el que no dejo que nada me preocupe (…). Me da vergüenza contar estas cosas, sobre todo en los institutos, porque los chicos me miran como si fuera una médium con experiencias paranormales… La verdad es que tengo un sistema de trabajo que me permite saber mucho de la novela antes de empezarla; antes de escribir la primera palabra, trabajo durante meses en un cuaderno”.

continuar leyendo